jueves, 12 de mayo de 2016

ESTE 5 DE JUNIO: NADA QUE ELEGIR



El 50,1%[1] de los ciudadanos que sufragaron[2] el 10 de abril de 2016[3], para elegir al próximo presidente de la república, decidió decir NO a las opciones que de alguna u otra manera, mostraron intenciones no muy cercanas o contrarias al modelo económico vigente en el país, desde 1990. Resultado: 02 candidatos pasaron a la segunda vuelta, que representan opciones a favor de la continuidad de dicho modelo. El 32,6% votó por Keiko[4], mientras que un 17,2% lo hizo por Kuczynski[5].

En otros términos, y desde otra óptica, no tenemos nada que elegir este 05 de junio. Tanto Pedro Pablo Kuczynski[6] como Keiko Fujimori, lideran programas de gobiernos que constituyen la continuidad del modelo económico; modelo económico que no podemos negar, es favorable para el crecimiento exponencial de las riquezas de las grandes corporaciones nacionales y trasnacionales, básicamente, éstas últimas, a costa del saqueo de materias primas y de la fuerza de trabajo de países adolescentes[7].

Este modelo más conocido como neoliberalismo, prioriza la libertad económica a las otras libertades humanas, incluidas, la libertad política. Si es necesario sacrificar la libertad política, para proteger la salud de la libertad económica (léase: libre mercado), no hay problema, se sacrifica la libertad política o cualquier otra libertad de las que ha costado a la humanidad en su conjunto, un altísimo costo.

Kuczynski como Keiko, son la misma alternativa, diferentes nombres, diferentes equipos de trabajo, diferentes discursos, diferentes sonrisas y diferentes bailes, en fin; pero, son lo mismo. Ambas alternativas lucharán por la vigencia de las recetas o los 10 mandamientos de John Williamson. Estos 10 mandamientos del libre mercado, se resume en el hecho de reducir al estado, a un mero y celoso guardián, dedicado exclusivamente a cobrar impuestos, y a promover y proteger los intereses de inversiones gigantescas que tienen la capacidad de comprar y saquear estados, como ladronzuelos que invaden y saquean una casa, una tienda, un minimercado, en fin (disculpando la “aberración” de la metáfora).

Existen en el mundo, grandes corporaciones financieras que, en su fiera lucha por la sobrevivencia, capturan estados y los saquean hasta dejarlos desvalidos, indefensos e incapaces para continuar sobreviviendo por sus propias fuerzas. Dejan a estados en un estado indigente, que tiene que vender todo lo que tiene, para siquiera intentar sobrevivir a como dé lugar, hasta desaparecer, fusionándose a otros estados, o perpetuarse como mendigos hasta su “muerte natural”.

Este modelo económico, que ha convertido al libre mercado en un credo sacrosanto a costa de cualquier sacrificio, es defendido por ambas alternativas: Pedro Pablo Kuczynski y Keiko Fujimori. Concluyendo: no tenemos nada que elegir. Nada.




[1] El 49,9% equivale a 9,343,734 ciudadanos. Sufragaron a favor de Keiko, el 32,6% (6,115,073) y a favor de Kuczynski, el 17,2% (3,228,661). Si consideramos el total de electores hábiles, es decir el total de ciudadanos habilitados para sufragar, los porcentajes se reducen: 26.7 votó por Keiko, y 14.1 votó por Kuczynski.
[2] Los ciudadanos que sufragaron en las Elecciones Generales 2016, fueron: 18,734,130
[3] La fuente de las cifras, es la Oficina Nacional de Procesos Electorales: www.onpe.gob.pe
[4] Keiko Fujimori, es hija del expresidente que gobernó el país desde el 28 de julio de 1990, hasta el 19 de noviembre del 2000, cuando renunció vía fax a la Presidencia de la República; actualmente, cumple una condena de 25 años de cárcel.
[5] Es necesario diferenciar entre electores hábiles (22,901,954), electores que sufragaron o votos emitidos (18,734,130), y electores que sufragaron correctamente o votos válidos (15,340,143).
[6] Pedro Pablo Kuczynski, es un economista relacionado internacionalmente, y con cierto acercamiento a los organismos económicos internacionales. Conjuntamente con John Williamson, es un defensor acérrimo del libre mercado como doctrina para administrar la economía de los estados.
[7] Parafraseando a Luis Alberto Sánchez. 

2 comentarios:

  1. Indudablemente gobiernos sarcásticos y seudospatriotras;dejando migajas o nada como si fueran de una raza distinta.Pensar que la explotación sigue y seguirá bajo otras formas; ya es tiempo de abrir los ojos y no dejarnos embaucar por falsas promesas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, estimado Joel. Evidentemente, nuestro país aún continua siendo un proyecto inconcluso, a pesar de contar con un proyecto nacional.

    ResponderEliminar