jueves, 10 de febrero de 2011

INVESTIGANDO EN LAS AULAS

La idea y paradigma del profesor investigador, desde un lente epistemológico clásico, se aparta del dilema inductivo-deductivo; en todo caso, asume el comportamiento de ambos sin llegar a jerarquizar la importancia que, en algún determinado momento del proceso de investigación, uno de ellos pueda aparentar o mostrar. Son los papeles que cumplen la teoría y la práctica. ¿Cuál de ellas marca el inicio de la investigación-acción? Cada docente investigador, podrá dar la respuesta pertinente, de acuerdo a su propia experiencia docente-investigativa, determinada —ejecutada— en un contexto específico, y sólo en él.
Si bien es cierto, la investigación en las aulas, llevada a cabo por docente y estudiantes, persigue incorporar mejoras en la práctica pedagógica; por lo tanto, hace falta un esquema de proceso que delimite fases o pasos, o un derrotero lineal que indique el inicio y el final de aquel proceso; no podemos pensar en un esquema rígido, al estilo positivista, que guíe la investigación. Mucho menos, las acciones del docente. Indicarle cómo y dónde comenzar, qué y cómo hacerlo, a quién y qué consultar, para qué y por qué actuar. Es necesario entender, ineludiblemente, que desde la lógica de la investigación-acción, el docente jamás está solo. Mínimamente, en esa ruta de mejorar su práctica pedagógica, está acompañado por sus estudiantes, permanentemente.
Entonces, no podemos diseñar esquemas inflexibles que sugieran el cómo hacer la investigación. A lo mucho podemos hablar del “triángulo de la investigación-acción”. (1) Autorreflexión-diagnóstico de la situación, (2) implementación-ejecución de acciones, y (3) autoevaluación-identificación de beneficios. Pero son fases que no se conectan linealmente, sino, se superponen y avanzan paralelamente, alimentándose y retroalimentándose continuamente. En esta complejidad epistemológica —y casi absurda desde una mirada positivista—, teoría y práctica van fundidas y avanzan al ritmo e intereses de los involucrados en la situación objeto de estudio, en esa búsqueda afanosa y consciente, deliberada y sistemática, inquietante e infinita, de hallar mejoras y beneficios colectivos, a través de la transformación de sus propias prácticas.
Es el caso de un docente que entrega lecturas para ser trabajadas en aula. Lecturas que los estudiantes tildan de “largas” o “extensas” y “difíciles de entender”, lo que lleva al docente a pensar y evaluar su didáctica (primer paso), para después y continuamente idear nuevas formas o alternativas que faciliten la lectura de aquellos textos, entonces opta por “traducir” el contenido en breves resúmenes, el cual podría incluir esquemas, gráficos, frases claves, entre otros, reduciendo notablemente la extensión inicial de los mismos, pero tratando de no alterar el contenido (segundo paso). Convertidos así, observa que los textos ya son leídos por los mismos estudiantes que en un inicio rechazaban los originales, incluso, elevando o mejorando la comprensión lectora (tercer paso).
Este docente, ha realizado investigación-acción. Diagnosticó y definió una situación problemática conjuntamente con sus estudiantes (lecturas difíciles de leer); implementó y ejecutó acciones destinadas a transformar esa situación problemática (lecturas reducidas y esquematizadas); y generó beneficios a los estudiantes, transformó su práctica, y devolvió la salud a esa compleja relación aprendizaje-enseñanza, restableciéndole su real sentido (los estudiantes leen y, junto al docente, evalúan la nueva situación).
Estos estudiantes y docente, han crecido académicamente; se han fortalecido como personas pensantes y reflexivas; han alimentado esa actitud crítica quizá adormecida, y lo más importante, reintegraron el necesario equilibrio a la convivencia en el aula. Se convirtieron en —demostraron ser los— expertos y especialistas capaces de incorporar mejoras a sus propias prácticas que adolecían de ineficiencia e inutilidad. Y lo mejor, lo hicieron participativamente, recobrando cada uno de ellos —elevando— su autoestima; redescubriendo —recuperando— el sentido de sus papeles (en el aula, en sus familias y en la comunidad; cómo no, en el país).
La magia —si cabe el término— de la investigación-acción, reside en su naturaleza flexible y participativa, que devuelve a los agentes involucrados (en nuestro caso, docente y sus estudiantes), su papel protagónico y legítimo, incitándoles a tomar la iniciativa cuando de mejorar sus propias prácticas se trata, en su propio beneficio.

41 comentarios:

  1. Que interesante ejemplo de como se puede mejorar la practica pedagógica , con modificar la estrategia fue suficiente para evidenciar un cambio positivo, entiendo entonces que con practicas así de autoreflexion , es posible que el docente favorezca y mejore su habilidades didácticas y con ello también los estudiantes desarrollaran habilidades en este ejemplo de comprensión lectora

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, en este caso fue suficiente la modificación o incorporación de una nueva estrategia; puede ser, que en otro caso, el resultado no sea el mismo. Por ello, una característica de la investigación acción pedagógica,es su contextualidad. Esto es, la particularidad de cada contexto, determinará los resultados a obtener.
    Gracias por sus comentarios.

    ResponderEliminar
  3. diana cortez Vargas22 de abril de 2011, 22:03

    A través de la investigación acción los educadores henos podido percibir que si realmente innovamos mejoramos en nuestra práctica pedagógica ya sea mejorando técnicas, estrategias, para aprovechar al máximo las habilidades que tienen nuestros alumnos, y asi los temas en el aula sean mas atractivos, divertidos y que para ellos no resulte a veces tan aburrida las clasesm entonces nos damos cuebnta que a través de la investigacción acción podemos mejorara y obtener resultos satisfactorios.

    ResponderEliminar
  4. No podría estar en desacuerdo. La IA, nos permite mejorar nuestra práctica pedagógica, desde ella misma. Es más, desde la IA, la práctica pedagógica se comporta como un proceso capaz de experimentar una mejora permanente. Nuestra actitud hacia el cambio, es el punto de partida.

    ResponderEliminar
  5. Lilia Quiroz Caycho22 de abril de 2011, 22:40

    Sin lugar a dudas la naturaleza de la investigacion accion debe ser flexible y participativa, en la busqueda de hallar mejoras y beneficios colectivos.
    Aunque sea dificil es necesario buscar la participacion de los estudiantes; esa es la tarea del maestro; permitir involucrar a sus alumnos en su aprendizaje.
    El maestro en la utilizacion de estrategias puede mejorar su trabajo pedagogico generando beneficios a los estudiantes y a si mismo.

    ResponderEliminar
  6. Por supuesto, no puede hablarse de IA si no hay participación de los involucrados en el objeto de estudio. En el caso de la IA Pedagógica, la participación de los estudiantes es elemental. El papel de investigador y el papel de investigados, son intercambiables. En otros términos, todos son investigados y todos son investigadores.

    ResponderEliminar
  7. Beatriz Palomino Morán23 de abril de 2011, 6:41

    Estoy de acuerdo que en la investigación acción la participación de los alumnos, el deseo de mejorar del alumno y del profesor es muy importante.
    El profesor debe manejar estrategias e instrumentos para que la participación sea efectiva.

    ResponderEliminar
  8. El maestro para que cambien su forma de enseñar necesariamente tiene que hacer investigación- acción?

    ResponderEliminar
  9. Para Beatriz Palomino Morán:
    La iniciativa del docente, es básica. Por ello, el desafío que enfrenta es permanecer actualizado en todo aquello que se relaciona con su práctica pedagógica.

    Para Manuel:
    Desde la teoría de la IA, lo que hace el docente en sus aulas, cuando identifica un problema pedagógico y logra solucionarlo, está haciendo IA. Empíricamente, sostienen los teóricos de la IA, todo docente es un investigador en el aula, y siempre ha hecho investigación acción. No obstante, carecía de la metodología que le permita realizar tal actividad, siguiendo una metodología que termina en la presentación de un informe final que dé cuenta de la mejora de su práctica pedagógica.

    ResponderEliminar
  10. Investigando desde y sobre la práctica educativa, mejoraremos no solo el proceso educativo, sino que lograremos formar personas que puedan resolver problemas.
    Identificando el problema pedagógico y lograr solucionarlo está haciendo investigación acción, el docente debe permanecer actualizado en todo aquello que se relaciona con la práctica pedagógica y estar acompañado por sus estudiantes permanentemente.
    Los principales beneficios de la investigación acción son la mejora y la comprensión de la práctica y la mejora de la situación en la que tiene lugar la práctica.
    Los docentes en su actividad de aula al utilizar el modelo pedagógico que tiene como eje la investigación desarrollaran habilidades que preparara el estudiante al resolver problemas.

    ResponderEliminar
  11. María Elena Chuquiray Del Pino25 de abril de 2011, 10:35

    Definitivamente la investigación acción nos va a permitir identificar la problemática que tenemos en nuestra practica pedagógica que se da través de la reflexión la que nos permite encontrar una solución creativa al problema identificado, que involucra necesariamente al estudiante quien es la persona que al igual que el docente participa activamente en este proceso. Si el docente aplica constantemente estos métodos reflexivos para la solución de problemas en su sesión, el estudiante reconocerá con facilidad los momentos de la sesión y se dará cuenta que esos cambios permiten solucionar problemas, y los hará parte también de su vida práctica y lo ayudará a resolver problemas de su vida cotidiana.
    Considero que es importante destacar un cambio de actitud en nuestra práctica pedagógica, pues si aplicamos metodología de investigación acción, nos daremos cuenta que aplicamos estrategias buenas o quizás deficientes para un determinado tema o un grupo de estudiantes, quedando una insatisfacción personal con respecto no solo a los estudiantes sino también al maestro. Entonces la reflexión me permite mostrar un cambio de actitud para diseñar nuevas estrategias que me permitirán obtener mejores resultados y sobre todo la satisfacción personal tanto de los estudiantes como la del docente. Para ello es importante tener presente en la investigación acción, el contexto del estudiante: esto involucra factores externos (medio social, económico, necesidades e intereses) e internos (sus inteligencias múltiples, los diferentes estilos y ritmos de aprendizaje) para poder aplicar estrategias adecuadas que me permitan alcanzar mis metas trazadas.

    ResponderEliminar
  12. Así es. El cambio de actitud se refleja cuando el maestro asume la necesidad de mejorar su práctica pedagógica, o alguna característica específica de ella. Reconocer la necesidad de mejora, constituye el punto de partida de la investigación acción.

    ResponderEliminar
  13. Estoy de acuerdo con María Elena con respecto al desarrollar la práctica alternativa en el aula porque nos permite tanto al docente como al estudiante levantar la autoestima y satisfacción personal. El estudiante por su aprendizaje significativo e integral y el docente por el beneficio de mejorar su práctica pedagógica.
    Como dice María Elena es necesario la autoreflexión para realizar una autocritica de su practica pedagógica, complementándose con el cambio de conducta. Al inicio de la investigación- acción algunos de nosotros comentábamos y decíamos no hay problemas en mi practica pedagógica, sin embargo al realizar la autocritica observamos la urgencia de desarrollar la practica alternativa y mejora la practica pedagógica que beneficia al estudiante y al maestro. No sólo se requiere la autoreflexion sino también el cambio de conducta, la ejecución de acciones y finalmente después de ejecutar realizar la autoevaluación identificando los beneficios de ambos grupos.
    Las prácticas alternativas mejoran la calidad de enseñanza porque permite la convivencia en armonía del docente con el estudiante, trae salud a la compleja relación aprendizaje-enseñanza. Les permite progresar académicamente, ser fortalecidos como personas pensantes, reflexivas capaces de tomar la iniciativa de incorporar y mejorar sus propias prácticas redescubriendo el sentido de sus papeles en el aula, familia etc.

    ResponderEliminar
  14. Estoy de acuerdo con la lectura "Investigando en las aulas", hace que el docente pueda desarrollar diferentes estrategias que motive a los estudiantes a desarrollar sus capacidades y habilidades y de esta manera la sesión de aprendizaje sea más significativo.
    Prof. Wendy Rojas Huamán- IE Los Próceres – Surco

    ResponderEliminar
  15. Autorreflexión, autocrítica, autoevaluación. Ejercicios individuales que al docente le toca incorporar en su práctica pedagógica, de tal manera que la convierta en un proceso de mejora permanente. No olvidar que la participación de sus estudiantes, es fundamental. Ellos y ellas son los receptores del servicio, por lo tanto, son los llamados a participart en el proceso de mejora.

    ResponderEliminar
  16. Estoy de acuerdo con la mayoría de opiniones de los docentes de este foro, ya que manifiestan que la investigación acción es un actividad inherente a nuestra profesión, asimismo que a través de la auto reflexión estudiantes y docentes pueden contribuir a la mejora del proceso pedagógico, pero además no podemos quedarnos estancados solo en las ideas, lo más importante es que luego de analizar y planificar, debemos ejecutar acciones para lograr las mejoras
    No hay que olvidar además que ninguna persona es perfecta por ende ningún maestro lo es, de tal manera que cuando logremos superar un obstáculo en nuestra practica pedagógica, volveremos a la auto reflexión e identificaremos otra situación problemática, y así sucesivamente ya que este es un proceso helicoidal (es decir se permite maximizar las capacidades y actitudes a través de la aplicación de técnicas y procesos de mejora continua)

    ResponderEliminar
  17. Estamos de acuerdo, Paul. La investigación acción, es acción. Fundamentalmente, es acción. Una acción que responde a necesidades identificadas en nuestra práctica, y desde nuestra práctica pedagógica. Y, claro que sí, es un proceso de mejora permanente. Una gran tarea, obviamente.

    ResponderEliminar
  18. PARA MANUEL:
    El maestro no tiene que cambiar su forma de enseñar,lo que tiene que hacer es MEJORAR ,el caso es que todo el tiempo hemos hecho de alguna manera investigación acción en nuestras aulas al ver un problema y utilizar algún tipo de estrategia para resolverla ,sin embargo ahora con nuestra practica pedagógica mejoraremos nuestras unidades,sesiones utilizaremos nuevas técnicas logrando beneficio colectivo para esto debemos estar dispuestos asumir una actitud de cambio.

    ResponderEliminar
  19. A mi criterio todo cambio o mejora es a base de esfuerzo y dedicación y aunque empíricamente lo hacíamos la investigación siempre estábamos mejorando nuestra practica pedagógica y podemos decir que se obtiene resultados satisfactorios pero con la diferencia de mejorar las técnicas y estrategias de aprendizaje y motivar las habilidades de los alumnos para que ellos puedan tener las capacidades para su desarrollo personal.

    ResponderEliminar
  20. A mi criterio todo cambio o mejora es a base de esfuerzo y dedicación y aunque empíricamente lo hacíamos la investigación siempre estábamos mejorando nuestra practica pedagógica y podemos decir que se obtiene resultados satisfactorios pero con la diferencia de mejorar las técnicas y estrategias de aprendizaje y motivar las habilidades de los alumnos para que ellos puedan tener las capacidades para su desarrollo personal.

    ResponderEliminar
  21. Es muy enriquecedor la reflexion de los docentes en este foro y estoy de acuerdo porque la investigacion accion es el estudio, la accion y reflexion de una situacion problematica educativa concreta con el proposito de mejorar y transformar nuestra practica pedagogica, siendo acompañados por nuestros estudiantes.
    Aqui se da el triangulo de la investigacion accion:
    1. Autoreflexion - diagnostico de la situacion
    2. Implementacion -ejecucion de acciones
    3.Autoevalaucion -identificacion de beneficios
    Siendo este proceso dinamico,consciente, alimentandose y retroalimentandose continuamente en la busqueda de perfeccionar nuestra practica pedagogica.
    Docente MARIA TEESA DE LA IE N°1286 "HEROES DEL CENEPA"

    ResponderEliminar
  22. Rosa Quiñones Solis28 de abril de 2011, 5:54

    Realmente la investigación Acción es importante y necesario en la práctica pedagógica, como docente nos permite una constante renovación mediante la autoreflexión,buscando y plicando nuevas estrategías, donde nuestros alumnos disfrutan siendo protagonista y desarrollando sus capacidades y habilidades con temas atractivas y vivenciales,logrado de esta manera un prendizaje significativo.
    Rosa Quiñones solís

    ResponderEliminar
  23. Es indispensable la reflexión y autoanalisis si se quiere lograr mejorar la practica pedagógica, mostrar apertura para aceptar sugerencias y tener capacidad para establecer alternativas de solución en todo momento de la planificación de las unidades y sesiones que nos conduciran a mejorar nuestra practica docente y a lograr desarrollar las capacidades en nuestros estudiantes.

    ResponderEliminar
  24. Estelita Arèvalo Cotrina.28 de abril de 2011, 15:40

    Muy interesante el artículo "investigando en aulas"porque nos ayuda mejorar nuestra práctica pedagógica. Lo importante es que la metodología que se emplea en la I.A hace posible integrar una investigaciòn para el desarrollo humano y social inmediato, en la medida que los logros que se obtienen con esta metodología activa y participativa, que hace uso de métodos cuantitativos y cualitativos , contribuyen con la reflexión en grupo a plantear las alternativas de solución más conveniente que permitan modificar una situación problema, para el presente caso, en una situación de aula .En nuestros estudiantes podemos observar cambios radicales: son mas autónomos, mejoramiento de su lenguaje e incluso se observa mayor compromiso de trabajo en los alumnos con dificultades de aprendizaje y conducta

    ResponderEliminar
  25. Margot CCanto Chagua28 de abril de 2011, 16:58

    Considero que la investigación acción permite al docente dar una mirada o reflexión sobre su labor docente en un determinado momento, ser, autocritico y plantear alternativas de cambio, mejora, no por considerar que todo lo que se hace o hacia esta mal sino de aceptar que es momento de reordenar, seguir una ruta que permita mejorar ciertas limitaciones o hasta deficiencias y empezar el cambio aplicando estrategias, técnicas, instrumentos etc. de manera que permita desarrollar capacidades en nuestro alumnos, y ellos se conviertan en participes activos de su proceso de aprendizaje así como mejorar nuestra labor y función.

    ResponderEliminar
  26. Sí, se trata de mejorar siempre, nuestra práctica pedagógica. Esta mejora entendida como un proceso de incorporar modificaciones acordes a las necesidades de cada grupo de estudiantes. Necesidades de nuevos aprendizajes. Y no necesariamente es, porque nuestra práctica pedagógica es "mala", sino porque cada grupo de estudiantes expresa diferentes necesidades y diferentes maneras de interactuar en el aula; porque, entre otras cosas, tienen diferentes estilos de aprendizaje, o simplemente, porque expresan diferentes patrones culturales.

    ResponderEliminar
  27. Me parece bien tu opinión Juan, siempre que tengamos en cuenta las INTELIGENCIAS MÚLTIPLES.
    Y ahora con la INCLUSIÓN EDUCATIVA que se viene dando en nuestras instituciones educativas, es urgente que tengamos una visión más amplia en nuestra práctica pedagógica. De la misma forma se nos presentaran problemas que tendremos que resolver y para ello nos servirá lo que actualmente estamos haciendo LA INVESTIGACIÓN ACCIÓN.

    ResponderEliminar
  28. IRMA BALDOCEDA ROBLES30 de abril de 2011, 11:28

    Me parece bien tu opinión Juan, siempre que tengamos en cuenta las INTELIGENCIAS MÚLTIPLES.
    Y ahora con la INCLUSIÓN EDUCATIVA que se viene dando en nuestras instituciones educativas, es urgente que tengamos una visión más amplia en nuestra práctica pedagógica. De la misma forma se nos presentaran problemas que tendremos que resolver y para ello nos servirá lo que actualmente estamos haciendo LA INVESTIGACIÓN ACCIÓN.

    ResponderEliminar
  29. Estamos de acuerdo, Irma. La teoría de las inteligencias múltiples, aunque percibo que no ha sido acogida como merece por su valioso aporte en la comprensión de la inteligencia humana y sus diversas e infinitas manifestaciones, es una teoría que amerita tenerla en cuenta y profundizarnos en sus enfoques; ya que es aún una teoría inacabada. Y, obviamente, ahora más que nunca, en un proceso de educación inclusiva.

    ResponderEliminar
  30. Juana Venegas Claros8 de mayo de 2011, 0:17

    La Practica docente implica una personalizacion del docente segun elo diagnostico que haga de sus alumnos esto le permitira hacer una investigacion accion oportuna y la aplicacion del “triángulo de la investigación-acción”:
    (1) Autorreflexión-diagnóstico de la situación
    (2) implementación-ejecución de acciones
    (3) autoevaluación-identificación de beneficios.permitira hallar mejoras y beneficios colectivos, a través de la transformación de sus propias prácticas.

    ResponderEliminar
  31. BEATRIZ VALLE SEGOVIA13 de mayo de 2011, 22:07

    Es importante reconocer que en el trabajo pedagogico del docente se debe innovar, mejorar su labor pedagógica y hacer que los temas en el aula sean recreativos, divertidos y atractivos. El alumno participa en observar y plantea situaciones problematicas de su entorno, recopilando evidencias y planteando soluciones para su mejora de su aprendizaje significativo e integral. Donde el docente y el alumno se benefician.Siendo el alumno capaz de platear soluciones a problematicas de su vida

    ResponderEliminar
  32. Precisamente, ese "innovar, mejorar su labor pedagógica y hacer que los temas en el aula sean recreativos, divertidos y atractivos", es el producto de la investigación-acción. El objetivo de la IA, es ello: mejorar la prácica pedagógica.

    ResponderEliminar
  33. IRMA BALDOCEDA R.14 de mayo de 2011, 15:52

    Gracias por tu comentario, podrías sugerirme alguna bibliografía básica sobre las CAPACIDADES Y LOS PROCESOS COGNITIVOS.

    ResponderEliminar
  34. LA INVESTIGACIÓN ACCIÓN POR SU CARÁCTER REFLEXIVO LE PERMITE AL DOCENTE OBSERVAR DE UNA MANERA INDIRECTA EL PROCESO DE LA PRÁCTICA DOCENTE A TRAVÉS DE LAS SESIONES DE CLASE MEDIANTE LA TRIANGULACIÓN: DOCENTE, ESTUDIANTES Y UN DOCENTE OBSERVADOR QUE MANEJE UN INSTRUMENTO DE EVALUACIÓN. EL DOCENTE DEBE SER SINCERO CONSIGO MISMO Y ACEPTAR SUS DEBILIDADES PARA MEJORAR Y TAMBIÉN REPONTENCIAR SUS FORTALEZAS

    ResponderEliminar
  35. • ¿Por qué debemos desarrollar prácticas alternativas en el aula?

    Debemos desarrollar las prácticas alternativas en el aula, para dar respuestas a las situaciones problemáticas que encontramos en nuestra practica pedagógica que involucran a nuestros alumnos y transformar estas situaciones. Ya que aplicamos las posibles soluciones y vemos el progreso en nosotros y los estudiantes.


    • ¿Las prácticas alternativas mejoraran la calidad de enseñanza? ¿Porque?

    Si, por que permite que el docente y sus estudiantes realicen transformaciones a sus prácticas en su beneficio, le permite al docente reorganizar su trabajo, mejore su práctica y así poder innovar incorporando mejoras. Todos estos cambios harán el que docente se sienta satisfecho con los progresos de los alumnos e incrementar el manejo de estrategias y seguir coherentemente el proceso educativo.

    ResponderEliminar
  36. El docente investigador, observa en forma directa su práctica; es el docente, como tercer agente y el que concretiza la técnica de la triangulación, el que observará la práctica investigada, de manera indirecta.
    Y las prácticas alternativas deben partir de una necesidad de mejora y de cambio, en el propio docente con la participación de sus estudiantes.
    Si obtuvieron o no, mejoras y cambios con la práctica alternativa, ello será resultado de una reflexión y evaluación conjunta entre el docente y sus estudiantes; y para validar dicha evaluación, puede involucrarse a un tercer agente (triangulación) o a un cuarto agente (cuadrangulación).
    La participación de los involucrados, en todo el proceso de la investigación, es el espíritu de la investigación-acción.

    ResponderEliminar
  37. Es muy importante la aplicación de la Investigación Acción en nuestra práctica pedagógica, porque nos permite mejorar cada vez más los diferentes elementos del currículo. El docente desde su practica diaria se autoevalúa buscando ser un profesional de calidad en beneficio de los estudiantes.

    ResponderEliminar
  38. La investigacion Acción surge de la necesidad de cambio Al evaluar mi práctica docente determino cuales son mis debilidades y empiezo a actualizar y poner en práctica con mis estudiantes cuando en ellos he generado el cambio y el gusto por la manera de aprender entonces hablaré de los resultados generados de la I.A. es superinteresante realizarla.

    ResponderEliminar